Hoy es 21 de mayo y se habla de última fila el esprint Magdalena 2024 Última Fila
GRUPO PLAZA

PLAZA PODCAST El Esprint

El chasco de Tabacalera

jueves, 09 mayo 2024

VALÈNCIA. La reunión celebrada este jueves entre el gobierno municipal de València y los los diferentes grupos políticos para desencallar el Nou Mestalla ha acabado sin acuerdo. Nadie se ha movido de sus posiciones. El PP no ha conseguido el visto bueno de ninguno de los partidos tras un encuentro en el que, sin la alcaldesa María José Catalá, se ha hablado de las fichas urbanísticas. Esto es, los documentos que imponen al Valencia CF las condiciones para explotar los aprovechamientos urbanísticos de la operación y que, si no se aprueban en pleno antes del 3 de agosto, cuando acaba la suspensión de licencias, implicará que "Peter Lim tendrá barra libre", en palabras del edil de Urbanismo, Juan Giner, tras la reunión. Pero tanto Compromís como PSPV las consideran insuficientes si no se firma con el club che un convenio vinculante.

En las fichas urbanísticas, elaboradas por el anterior ejecutivo de Compromís y PSPV, se condicionan los beneficios urbanísticos residenciales y terciarios de la zona del antiguo Mestalla a acabar el nuevo estadio. Además, exigen al Valencia la financiación del polideportivo municipal de Benicalap si quiere obtener licencia para los suelos terciarios de la avenida Cortes Valencianas. Condiciones en las que convergen tanto el PP como el bloque de izquierdas, que las dejó preparadas, mientras que Vox ya ha dejado claro que no apoyará nada que pueda parecerse a una concesión al club que preside Peter Lim, un "incumplidor" tal como lo ha calificado este jueves su portavoz, Juanma Badenas.

El problema, por tanto, no está en las fichas, pues la mayoría del pleno estaría dispuesto a aprobarlas. El quid de la cuestión reside en que los grupos de la oposición, representados este jueves por la portavoz de Compromís, Papi Robles, y el edil socialista Borja Sanjuán, exigen al ejecutivo local que, además de llevar a aprobación plenaria las fichas, el Ayuntamiento suscriba un convenio con el Valencia donde se establezcan las características que ha de cumplir el nuevo coliseo, unos plazos de ejecución de las obras y la exigencia de un aval financiero para asegurar que, si los trabajos vuelven a paralizarse, hay dinero suficiente para acabarlos.

Los populares no consideran necesaria la firma de un convenio ya, y de hecho la alcaldesa de València ya aseguró que no negociaría un convenio con el Valencia hasta que las obras estén en marcha "y con buen rendimiento", pero que sí le exigiría los requisitos de un estadio 'cinco estrellas' como fijaban los convenios de 2005. 

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

Plaza Podcast, desde cualquier medio

TikTok Linkedin

Suscríbete al boletín

Cada sábado una selección de los mejores contenidos en tu email


Quiero suscribirme