Hoy es 24 de julio
GRUPO PLAZA

PODCAST

López Alcina: "El 50% de los hombres tiene problemas de próstata a los 50 años pero lo sufren en silencio"

lunes, 19 septiembre 2022

VALÈNCIA. Al llegar al medio siglo hay una preocupación común en los hombres, sobre todo cuando aumenta la frecuencia de la necesidad de orinar. ¿Será la próstata? ¿o simplemente es que estoy más nervioso de lo normal? Estas dudas, sin embargo, no las suele consultar ni comentar con amigos como se suele hacer con otros síntomas: "El 50% de los hombres tiene problemas de próstata a los 50 años pero lo sufren en silencio", señala Emilio López Alcina, jefe de Urología del Hospital General de Valencia que ha explicado en el  programa de Salud de la 99.9 Plaza Radio cómo se puede solucionar esta patología tan común.

El también director de la Clínica INUVA, Instituto de Urología Avanzada,  ha destacado que  el 20% de los hombres sufrirán una intervención sobre su próstata, ya sea una biopsia, una cirugía prostática o una cirugía por cáncer.


Pero aún hay un dato que aún hace más inexplicable el porqué se sufre en silencio la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) ya que el "el 50% de los hombres de 50 años ya tiene sintomatología específica como consecuencia del crecimiento de la próstata y esto se eleva a un 80% a los 80 años"

El 90% del semen se produce en la próstata

Como en casi todas las cosas, los problemas y preocupaciones que se tienen en la adolescencia o juventud no son los mismos que cuando se tienen cinco décadas a las espaldas. Con la próstata ocurre lo mismo.  López Alcina explica que la próstata es una glándula cuya función principal es la de la reproducción. El 90% del semen se producen en la próstata por lo que las principales patologías cuando se tiene entre 20 y 30 años están relacionadas con la fertilidad. También se pueden producir infecciones urinarias aunque en menor proporción que las mujeres, debido a la diferente anatomía de los sexos. 

Cuando el varón se acerca al medio siglo, ya suelen aparecer de forma gradual los primeros síntomas que avisan que la glándula está creciendo. Algunas de las señales de advertencia son: necesidad constante de ir a orinar; miccionar con mayor frecuencia, levantarse por la noche, urgencia e incontinencia urinaria, sensación de vacío vesical incompleto, disminución de la fuerza para orinar, micción entrecortada, sangrado al orinar, infecciones urinarias frecuentes.  Poco a poco, los síntomas aumentan y afectan de formar muy importante a la vida social, laboral e incluso a la salud mental de quien los sufre.

López Alcina, quien ha sido uno de los seis médicos de la Comunitat más valorados en 2021, según los resultados de la VIII Edición de los Top Doctors Awards, ha desvelado un dato curioso: muchos de estos síntomas pueden agravarse por una cuestión psicológica. "Hay hombres que cuando ven que ya están llegando a casa se acrecienta la necesidad de orinar. Hay que aprender a controlar el síntoma, pensar en otra cosa. Los urólogos enseñamos técnicas para controlar la sintomatología" como,  por ejemplo, reforzar la musculatura y dominar el esfínter para que evitar las ganas constantes de orinar.

Revisiones a los 50 sino hay antecedentes familiares

Lo que está claro es que los hombres son poco dados a acudir al urólogo de la misma forma que las mujeres acudimos al ginecólogo o llevamos a nuestros hijos a las revisiones pediátricas. Sin embargo, hay una edad en la que esta costumbre se tiene que acabar. A los 50 hay que ir sí o sí al urólogo. Y no solo para detectar y paliar una HBP sino también para detectar el cáncer de próstata, el más extendido entre los hombres y que no suele avisar de su llegada, ya que no provoca síntomas. Por ello, es fundamental acudir al urólogo. Más aún, si hay antecedentes de cáncer o de HPB las revisiones se deben adelantar a los 40 años ya que, en muchos casos, tienen un origen genético. 

Muchas personas creen que la HPB puede acabar en un cáncer pero son dos patologías que no tienen nada que ver. Eso sí, a mayor edad se incrementa el número de varones que padecen una u otra. Sin embargo, en el caso del cáncer, los más peligrosos por su agresividad son los que aparecen entre los cincuenta y sesenta años. El dato esperanzador es que, si se coge a tiempo, las tasas de curación  son del 90%. Además, en un primer momento se puede detectar mediante una analítica de sangre.

Soluciones al crecimiento de la próstata

Cuando la sintomatología es leve, se utilizan fármacos para reducir o evitar el crecimiento de la próstata. López Alcina ha destacado el enorme avance dado en los últimos veinte años tanto en técnicas como en fármacos específicos.

Si los fármacos ya no funcionan se recurre a otras técnicas: laparoscopia, láser, robótica o vapor de agua que son mínimamente invasivas y resuelven los síntomas de manera rápida y disminuyendo el riesgo de efectos secundarios sin requerir ni siguiera anestesia general u hospitalización, a diferencia de la cirugía convencional que implicaba abundante sangrando, sondas durante varios días y hospitalizaciones eternas.

 Emilio López Alcina, fue pionero en España en aplicar  la terapia Térmica por Vapor de Agua que reduce el tamaño de la próstata y lo hace con un porcentaje de éxito entre el 80% y el 90% y en una sola intervención. También fue pionero en aplicar el láser así como en cirugía robótica en el ámbito de la Comunidad Valenciana.  "Actualmente hemos tratado a cientos de pacientes con estos métodos, tanto en el Hospital General como en la Clínica INUV,A y con excelentes resultados tanto en  en resolución de la sintomatología, como en  calidad de vida y satisfacción del paciente.  El responsable de Urología del Hospital General y su equipo actualmente dirigen el registro nacional de HIFU para tratamiento focal del cáncer de próstata y han obtenido una beca de la Asociación Española de Urología en el diagnóstico precoz de cáncer de próstata mediante micro-ultrasonidos. El doctor López Alcina se ha consolidado como especialista de referencia en estas terapias ofreciendo cursos de formación a urólogos de diferentes hospitales de España.

Las ventajas son infinitas. La intervención mediante vapor de agua no produce un efecto secundario que sí ocasiona la cirugía tradicional. Un paciente que ha sido operado de la próstata mediante cirugía convencional muy probablemente tendrá eyaculación retrógrada. Esto ocurre, como explica el responsable de Urología, porque el cuello de la vejiga queda abierto después de la cirugía y, en el momento de tener un orgasmo, de eyacular, el semen, en lugar de salir hacia el exterior, vuelve a la vejiga. Con la primera micción, el semen saldrá junto a la orina. Es un efecto secundario relativo ya que, en principio, afectaría en el caso de querer tener descendencia pero no con al nivel de satisfacción sexual. Sin embargo, la mayoría de los pacientes relacionan ambos aspectos por lo que, psicológicamente, sí tiene repercusión. 

CV de Emilio López Alcina

Formación académica
▪ Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de
Valencia. Promoción (1990)
▪ Doctor en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia.
Sobresaliente cum laude. Octubre 1998.
▪ Máster en Neuro-urología y Urodinámica. Departamento de Cirugía de la Facultad de
Medicina de Valencia. 1996
▪ Master de Dirección médica y Gestión clínica. Universidad Nacional de Educación a
Distancia (UNED) e Instituto de Salud Carlos III. Madrid.2007.
▪ Becado por la Asociación Española de Urología. Estancia hospitalaria en la Fundación
Puigvert (Barcelona). Laparoscopia urológica.2004.
▪ Estancia formativa en Urología intervencionista y mínimamente invasiva en patología
prostática University College of London Hospital. (UCLH). London.UK. Urology
Department. Profesor Mark Emberton. 2011
Experiencia profesional
▪ Facultativo especialista de área en el Hospital de Villajoyosa. (Marina Baixa. Alicante),
desde enero de 1997 hasta julio de 2000.
▪ Adjunto del servicio de urología del Hospital General de Valencia desde julio de 2000
(plaza obtenida por concurso-oposición en junio de 2006).
▪ Jefe de Sección de urología funcional y reconstructiva. Servicio de Urología del
Consorcio Hospital General Universitario de Valencia-CHGUV. (plaza obtenida por
concurso-oposición en 2010)
▪ Jefe de Servicio de Urología del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia.
(plaza obtenida por concurso-oposición en 2018)
▪ Jefe de Servicio de Urología de Hospital IMED Valencia desde 2017 hasta la actualidad.
▪ Cirujano experto, realizó la primera cirugía robótica en Valencia en noviembre de 2017
e inició el programa de cirugía robótica del CHGUV y del Hospital IMED Valencia.
Investigación y publicaciones (más destacadas o más recientes)
▪ Autor colaborador en varios libros de la especialidad de Urología
▪ Autor de más de 200 comunicaciones a congresos nacionales e internacionales.
▪ Autor de más de 50 publicaciones en revistas y libros científicos nacionales e
internacionales
▪ Director de tesis doctorales y Profesor de Master en diferentes Universidades del
territorio nacional
▪ Investigador principal en diferentes ensayos clínicos y responsable de líneas de
investigación sujetas a financiación pública FIHGUV.
▪ Responsable clínico de la Unidad Mixta de Investigación (UROPLAS). Fundación del
Hospital General Universitario de Valencia, Servicio de Urología y Centro Tecnológico
AIMPLAS
▪ Participación en diferentes líneas de innovación robótica. Agencia Valenciana de la
Innovación.

Otros méritos (premios, cargos en sociedades científicas, profesor universitario,

etc.)
▪ Fellow of European Board of Urology. Desde 2001
▪ Profesor asociado del Departamento de Cirugía (especialidad de Urología) de la
Universidad de Valencia y de la Universidad CEU Cardenal Herrera

▪ Secretario y Vocal de actividades científicas de la Asociación de Urología de la
Comunidad Valenciana desde febrero de 2002 hasta febrero de 2012.
▪ Premio Actas Urológicas Españolas a la mejor publicación científica. Asociación
Española de Urología. 2002
▪ Premio Pérez-Castro a los mejores artículos científicos. Archivos Españoles de
Urología.2007
▪ Premio de investigación López-Trigo por el estudio “Terapia focal para el tratamiento del
cáncer de próstata unilateral mediante Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU):
Estudio prospectivo” de la Fundación de investigación Hospital General Universitario de
Valencia. 2015.
▪ Presidente del Comité Científico de la Fundación de investigación del Consorcio Hospital
General Universitario de Valencia desde 2018
▪ Presidente del Comité de Ensayos clínicos e investigación del CHGUV desde 2018
▪ V Edición de los Premios a la Excelencia Profesional. concedidos por la Unión
Profesional de Valencia: Premio a la excelencia profesional en la categoría de
innovación e investigación como investigador principal del grupo de innovación e
investigación de cirugía robótica de la Comunidad Valenciana. Valencia a 1 de octubre
de 2020. Dr. Emilio López Alcina
▪ Codirector de la Cátedra de Cirugía robótica y avanzada 2021

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

Plaza Podcast, desde cualquier medio

TikTok Linkedin

Suscríbete al boletín

Cada sábado una selección de los mejores contenidos en tu email


Quiero suscribirme